Insuflado en seco con celulosa. Ventajas, desventajas y recomendaciones.

Técnico con casco blanco y taladro en la mano, abriendo agujero en forjado

El insuflado en seco con celulosa es un método de aislamiento térmico que implica la introducción controlada de fibras de celulosa tratada en forma de partículas en cavidades y espacios de construcción, como paredes, techos o suelos. La celulosa utilizada para este propósito suele ser reciclada y tratada con retardantes de fuego para mejorar sus propiedades ignífugas.

Ventajas del insuflado en seco con celulosa:
  1. Sostenibilidad: La celulosa se produce a partir de materiales reciclados, como periódicos y cartón, lo que lo convierte en una opción respetuosa con el medio ambiente.

  2. Bajo impacto ambiental: La producción y aplicación de celulosa generan menos emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con otros materiales aislantes.

  3. Resistencia al fuego: La celulosa industrial con sales de boro posee propiedades ignífugas, mejorando la seguridad contra incendios en comparación con la celulosa no industrial.

  4. Propiedades aislantes: La celulosa tiene buenas propiedades aislantes, ayudando a reducir la transferencia de calor y mejorando la eficiencia energética de un edificio.

  5. Reducción de ruido: Al igual que con otras formas de aislamiento, el insuflado con celulosa contribuye a la absorción acústica, reduciendo la transmisión de sonido a través de las estructuras.
Desventajas del insuflado en seco con celulosa:
  1. Requisitos de equipo especializado: La instalación de celulosa en seco a menudo requiere equipo especializado, lo que puede aumentar los costos iniciales y la complejidad de la aplicación.

  2. Aislamiento: La celulosa puede asentarse con el tiempo, lo que podría afectar su eficacia aislante si no se instala correctamente.

  3. Sensibilidad a la humedad: Aunque la celulosa tratada con ventas de boro es resistente al fuego, puede ser susceptible a problemas de rendimiento si se exponen a la humedad excesiva durante la instalación a lo largo del tiempo.

Recomendaciones para utilizar el insuflado en seco con celulosa:
  1. Nuevas construcciones y remodelaciones: El insuflado con celulosa en seco es adecuado tanto para nuevas construcciones como para proyectos de remodelación, proporcionando una opción versátil de aislamiento.

  2. Áticos y paredes cavidades: Es particularmente eficaz en áreas como áticos y cavidades de paredes, donde puede adaptarse fácilmente a espacios irregulares y rincones de difícil acceso.

  3. Proyectos de eficiencia energética: Se recomiendan en proyectos orientados a mejorar la eficiencia energética de un edificio, ya que la celulosa puede contribuir significativamente a la reducción de costos de calefacción y refrigeración.

 

El insuflado en seco con celulosa es un método de aislamiento térmico y acústico que ofrece distintas ventajas y desventajas, se distingue por su sostenibilidad, bajo impacto ambiental y propiedades aislantes. La elección dependerá de factores específicos del proyecto, como el entorno climático, las necesidades de aislamiento y las consideraciones presupuestarias. Es una solución efectiva para mejorar la eficiencia energética de los edificios, ya sea en construcciones nuevas o en proyectos de rehabilitación, subrayando la importancia de evaluar cuidadosamente las características únicas de cada aplicación para lograr un rendimiento óptimo del aislamiento térmico.

Artículos relacionados

Seguro RC

Cumplimiento en los plazos

Asesoramiento personalizado

Precios asequibles

Calidad en los servicios

Garantía de obra terminada

Horarios
Contacto
LLÁMANOS